Somos humanos porque nos hemos rebelado contra la naturaleza, contra sus reglas violentas, contra su ensañamiento con los más débiles. Somos humanos porque no queremos ser animales. Somos humanos porque no queremos morir.